Mallko y papá, de Gusti: una vida en un libro

Ya, ya me tocaba hablar de este libro. Llevo semanas (casi meses) con él a mi lado, abriéndolo con la delicadeza de un regalo, dejándolo reposar. Esperando el momento. Dando vueltas.Y tengo que confesar que voy a hacer un poco de trampa para esta reseña. Trampa porque antes de leer el libro ya había estado en México en la presentación del mismo en la FIL 2014 y luego, también antes de leerlo, coincidí con Gusti en Rosario (Argentina) durante algunos ratos donde conversamos un poco. Yo le dije, ante su asombro, que era un maravilloso libro informativo. Ya el título Mallko y papá nos remite a la vida cotidiana, a un mundo personal. Y esa cubierta...

... con ese niño, con Mallko. Gusti relata su historia personal como padre que tiene un hijo con síndrome de Down. Desde las primeras páginas, el autor se desnuda por completo. Dice: "NO LO ACEPTÉ". A diferencia de sus dibujos, que puede romper si no le gustan, con este niño no había vuelta atrás. Con un hijo hay cosas que no se pueden hacer. Y una de ellas es no aceptarlo.

Es un libro muy personal, muy emotivo. Gusti cuenta su experiencia como padre, sus dudas y dilemas, cómo enfrentar un asunto tan enorme. Y lo hace sin dar consejos, por eso cada página fluye y cada página está cargada de emociones. Cada uno quiere como puede, y en este puede se presenta un honesto retrato. Lo desconocido, el temor, la carga de profundo amor que despierta, las anécdotas que saltan de una a otra tal y como debe ser la vida con Mallko. Tal y como es.

Aparece también la familia al completo: Anne, la madre que no espera y recibe lo que llega; Theo, el hijo mayor, que le da la mayor lección de su vida diciéndole que amará a ese niño porque es su hermanito. La vida continúa.



Es difícil no sonreir ante cada página, cada anécdota, cada momento de la vida en común. En un punto, Gusti reflexiona sobre lo "normal", y lo enlaza de manera magistral con su trabajo creativo. El error, lo que no gusta, lo que no sale como se espera puede ser también bien recibido y amado.

En las ilustraciones de este libro, al igual que debe haber pasado en su propia vida, hay un enorme salto. Los collages se mezclan con dibujos, páginas abarrotadas, pequeñas historias en cómic, ilustraciones que son trazos, movimiento.


Humor, amor, ternura, paciencia, la vida cotidiana.
Se ha hablado mucho de este libro como un libro sobre niños con síndrome de Down. Creo que es reducirlo demasiado. Es un libro sobre el juego como comunicación y diálogo. Los capítulos más emocionantes son los dedicados a esta práctica.



Hay que hablar, además, de la belleza de la edición. Alejandro Magallanes, el diseñador, y Daniel Goldin, el editor de este libro, han relatado la dificultad de seleccionar y ordenar entre cientos de páginas (muchas de las cuales fueron descartadas). La tipografía de Gusti le da un aire tan familiar que resulta difícil no dejar de leerlo y mirarlo una y otra vez.



Sin duda es el libro más personal de Gusti. El que ha nacido desde el corazón, el dolor, la alegría, la desesperación y la entrega. Un libro, en definitiva, como la vida, tal cual es. Es un libro impresionante, difícil de clasificar. En la página de Canal Lector lo recomiendan a partir de 15 años, en Boolino, a partir de 8. El libro fue premiado con el Premi Junceda 2015 al mejor libro ¡adulto! ¡de ficción! . No nos sorprende nada. Cada uno lee como puede. Pero estamos de acuerdo con el autor y sus palabras finales: aceptar es recibir voluntariamente y con agrado lo que se nos ofrece. Y así recibimos este maravilloso libro. Gracias, Gusti.




Mallko y Papá
Gusti
Océano Travesía, 2014, 144 págs.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tarambanea por el blog

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...