lunes, 23 de marzo de 2015

9 maravillosos libros informativos hechos en Argentina

Dr. Alderete ¡El Che vive!
Desde hace algún tiempo, y sobre todo en mis viajes a América Latina para hacer talleres sobre el libro informativo, acostumbro a no llevar libros desde España. No es solamente por lo que significa viajar con una maleta extra a veces de 20 kilos de peso, sino en especial, por la posibilidad de mostrar allá donde voy que los libros nacionales o los que tienen en sus bibliotecas son excelentes para comenzar a trabajar. Esto me ha dado siempre grandes alegrías: conocer otros libros, y dar la seguridad a quienes participaban en mis talleres de que con libros disponibles cerca se pueden hacer muchas cosas. En unas semanas viajo a Argentina a impartir varios talleres. ¿Libros informativos en Argentina? Uf, me decían algunos colegas: con algunas excepciones, no hay prácticamente nada. Me resultaba tan difícil de creer que, aprovechando un corto viaje al país, decidí explorar catálogos de editoriales y librerías. Mi intención fue armar una "valija viajera" para llevar a los talleres y mostrar la producción nacional. De paso, evitar la anécdota que tuve el año pasado en una provincia argentina cuando fui a la biblioteca y, un poco desesperada porque, en verdad no encontraba nada, pregunté a la bibliotecaria por una colección en particular. "Ah -me dijo- esos libros los tenemos guardados porque si no, ¡están todo el día prestados! y no disponemos de ellos cuando los necesitamos"

Justo en ese corto viaje llegó la noticia de que un libro argentino, e informativo, había obtenido el prestigioso Premio New Horizons de la Feria del Libro de Bolonia. Eso me dio fuerzas en mi exploración y, debo decir, que estuve muy contenta con los resultados. La valija se armó con preciosos libros y quiero compartir aquí una pequeña muestra, apenas 9 libros, que dan buena cuenta del excelente trabajo de autores y editores. 

1- el informativo premiado
"un abecedario que se centra en los verbos y no en las palabras. Una viva y alegre manera de fijarse en las letras bastante fuera de lo común. Las páginas están llenas de alegría gracias al movimiento y la acción de los personajes, y a las originales ilustraciones, que van de lo cotidiano a lo absurdo. Abecedario está diseñado con extremo cuidado, desde las ilustraciones a la extravagante artesanía del libro". 
Yo añadiría que el libro compitió con unos cientos de libros más en muchos idiomas, lo que ya de por sí es un gran mérito. Destacaría la importancia de reivindicar el abecedario en una cultura donde existen tan pocos (sin duda por la variedad de lenguas que es el español), la originalidad de elegir verbos, tan importantes en el cotidiano infantil (festejar, chocar, escribir, hablar, ganar, reír, soñar, etc.), y, por último, la exquisita edición con un papel color ahuesado, un tamaño inusual para los abecedarios y unas ilustraciones ligeramente vintage que nos invitan a leer y mirar el libro varias veces con una sonrisa en la cara. 

2- el informativo divertido
El parrillero científico. Trucos y secretos para hacer el fuego, asar la carne, preparar la ensalada y tomar el vino. Compilado por Diego Golombek y publicado en la exitosa colección Ciencia que ladra... de Siglo XXI Editores. Dejaré para otra ocasión la anécdota sobre el asado que tuve en Argentina en casa de unos amigos. Con este libro comprendí que el asado es un arte y, aunque aquí nos cuenten la física, la química y hasta la biología, me dí cuenta de la cantidad de detalles que tiene en sus manos el asador: hacer el fuego de manera correcta, elegir bien la carne, las partes que se asan y cómo, ¡la ensalada!, ¡el vino! y hasta recomendaciones para los excesos, incluida la siesta. Una humorística aproximación a un tema tan importante, que incluye recetas de Juan Braceli. 

3- la biografía
Harald y Regina, de Marina León, publicado por Wolkowicz Editores. Género casi literario (apuesto a que este libro se clasifica como cuento), me ha despertado la
curiosidad este hermoso libro de la joven ilustradora Marina León donde cuenta la historia de sus abuelos brasileños, Harald y Regina. Su casual encuentro, su largo amor. Un texto sencillo, bien organizado, que salta en el tiempo cuando lo necesita (la elipsis de la escena con las dos bicicletas marca un antes y un después), y articula con cariño un relato de dos vidas llenas de entusiasmo, incluso en la tercera edad. 
Las deliciosas acuarelas de Marina León recrean escenas llenas de ambiente y con un tono ingenuo, muy apto para primeros lectores. Leyendo este libro, nos sentimos como de la familia, por el encanto y la naturalidad con que habla de una larga historia. Si a alguien le quedara alguna duda de que no es un cuento, la fotografía en tonos sepia de sus abuelos, nos recuerda la intención de la autora que, seguramente, no ha inventado nada. 
4- el informativo moderno
Inventario de deidades indígenas de América Latina. con textos de Ana María Llamazares y Carlos Martínez Sarasola. Ilustraciones (increíbles) de Joaquín Croxatto. Publicado por La Marca Editora en su colección ¡Terrible!. 
Atrevida y singular es esta aproximación a un tema tradicional como es el de los dioses indígenas de América Latina. Wiracocha, Pachamama, Coatlicue y así hasta 19 historias de estos seres con sus características más representativas, sus diferentes nombres, sus poderes y amenazas, pero también su historia. Hasta aquí, la antropología, bien referenciada con una selecta bibliografía y una excelente introducción. Pero lo más especial de este libro es el contraste que marcan las ilustraciones, realizadas con la estética de los videojuegos. El resultado es sorprendente y muy sugerente para aproximar un tema viejo a las jóvenes generaciones. 



5- el informativo evocador
¿A quién no le gustan los libros sobre ciudades? A mí me encantan, sobre todo aquellos que ofrecen una percepción particular sobre determinada ciudad. Por eso me gustó mucho No muy lejos, con texto de Mercedes Villalba e ilustraciones de Delfina Estrada (Periplo Ediciones), donde Mercedes evoca diferentes lugares y sus correspondientes sensaciones que transcurren delicadamente de una página a otra. Los detalles que nos cuenta la autora y un tono sencillo convierten este libro en un ejemplo de cómo un libro informativo no tiene edades: puede ser leído por niños de siete años pero también por adultos que desean contemplar la ciudad de otra manera. Las ilustraciones de Delfina Estrada nos recuerdan los cuadernos de pintores viajeros, tan al uso en los siglos donde no existía la cámara de fotos. Pinceladas que acompañan en perfecta sintonía al texto. Es difícil mostrar en un libro la esencia de una ciudad, pero aquí se consigue incluso huyendo de los tópicos.

6- el informativo revolucionario

¿Qué pasa cuando un icono político y social como el Che es transformado en un objeto comercial? Eso es lo que explora de manera gráfica Dr. Alderete en el libro ¡El che vive!, con textos de Gustavo 
Álvarez Núñez y publicado por Pequeño Editor. ¿Cuáles son los límites entre el arte y la desmitificación de un icono? No exento de ironía, Dr Alderete explora en este libro las relaciones no siempre sencillas, entre la cultura pop y el mantenimiento de un ideario que las nuevas generaciones ni siquiera conocen, pero asimilan como propio. La música, la literatura, los mercadillos con las nuevas iconografías del Che, el fútbol y la religión, en todos estos entornos encajaría la nueva iconografía del histórico personaje. El libro finaliza con un homenaje al fotógrafo Korda, y a figuras de gran calado que se han apropiado de imágenes que ni les pertenecen, ni mantienen el legado. Un libro que se abre a muchos temas: la política, la historia, la cultura, y el arte, todo ello sin dejar de pensar en otros asuntos.

7 El informativo desenfadado
Jugando con esas frases hechas que pretenden dar explicaciones científicas a cosas que no lo son, se presenta Así queda demostrado, de Nicolás Schuff con ilustraciones de Pablo Picyk y editado por Libros del Eclipse. ¿Es la luna de queso? ¿Da sueño contar ovejas? ¿Son las nubes de algodón? ¿Traen mala suerte los gatos negros? ¿Calma la música a las fieras? y ¿Vienen los bebés en una cigüeña desde París? Con sencillas argumentaciones, se le da la vuelta a estas preguntas para llegar a respuestas que invitarán a los lectores a cuestionarse otras frases por el estilo y a pensar de manera crítica sobre ellas. Cada pregunta se responde en tres dobles-páginas acompañadas de ilustraciones desenfadadas. Si a primera vista parece un libro álbum (por el tamaño y el color de las ilustraciones) una lectura atenta nos descubre un libro para iniciar a los más pequeños en cuestiones como el diálogo y la argumentación.




8- El informativo contemporáneo
No siempre se encuentran libros informativos que vayan de la mano con los tiempos que corren. De hecho, las ciencias sociales son uno de los temas donde más difícil es escoger libros de corte moderno, que planteen temas actuales y que lo hagan, además, con el acierto de integrar diferentes puntos de vista. Es lo que ha hecho Ediciones Iamiqué con su libro De familia en familia , escrito por los psicólogos José Nesis y Paula Szuster e ilustrado por 15 ilustradores, donde, a la manera de los cuadernos que los chicos rellenan el primer día de la escuela contando su vida familiar, se ofrece una serie de familias diversas, variadas, completas e incompletas, esperadas e insólitas. 15 historias variadas, quince vidas de niños interesantes. Cada doble página ofrece una escena familiar de la que es difícil sustraer la mirada pues para muchos es una oportunidad de mirar algo diferente a lo que tenemos en nuestro hogar (¡y hasta de soñar con alternativas!). El mayor acierto, sin embargo, ha sido elegir, para cada familia, un ilustrador diferente que marca, con su estética, un estilo familiar distinto. Como es difícil hablar aquí de los tantos trabajos (todos increíbles) sugerimos visitar este enlace con la información completa.  El conjunto es armónico, sincero y, desde luego, muy informativo. Un libro capaz de despertar muchas preguntas, de abrir muchas ventanas para mirar una diversidad que ya existe en la sociedad y que en muy escasas ocasiones reflejan los libros. 
Ilustración de Mariana Ruiz Johnson


 Y, por último, 9- El informativo espectacular e inesperado
No es muy frecuente encontrarse con libros informativos que nos sorprendan. Los hay que maravillan por su concepción gráfica, los hay que muestran algo sugerente que no habíamos visto antes, pero con este libro me quedé prácticamente sin habla. ¡Un libro informativo para niños ciegos! Genoveva, de Laura Spivak, editado por la pequeñísima editorial Estudio Erizo, ha realizado una auténtica obra de arte, tanto en la producción como en los contenidos, pues el libro no solo tiene el texto en braile, sino que las ilustraciones están realizadas en relive, para que los niños (y todos los que quieran, por supuesto), toquen las formas y acompañen la transformación de una oruga en mariposa. Para no perderse, además del alfabeto en braile, las imágenes también se presentan en relieve y en braile para poder reconocerlas a lo largo del libro. Páginas interiores acartonadas, invitan a pasar la página cuyo grosor esconde en relieve un mundo por descubrir. Como es difícil reproducir imágenes de este libro, pongo el link al  vídeo para que se puedan apreciar los detalles de este precioso, cuidado y original proyecto, que debería estar en todas las bibliotecas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tarambanea por el blog

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...