viernes, 18 de octubre de 2013

Nuestra recomendación: El teléfono de las ardillas, de Kazue Takahashi (Adriana Hidalgo)

Leí la historia de un chico en Nueva York que perdió su conexión a internet y no supo bien por qué. Después de las  llamadas a la operadora, el técnico que revisó toda la instalación, no lo dudó: "una ardilla ha mordisqueado el cable". Él quiso entonces averiguar las relaciones entre algo tan sofisticado como internet (y todo lo que conlleva) con el hecho de que un animalito simpático fuera capaz de arruinarlo en menos de un minuto. Lo contó muy bien en el libro Tubos. De cómo seguí un cable estropeado y descubrí las interioridades de internet. Pero no es de este libro de lo que quería hablar. Sino de las ardillas y sus teléfonos. Porque ¿Conoces el teléfono de las ardillas?


La ilustradora japonesa Kazue Takahashi nos lo explica muy bien en este libro titulado El teléfono de las ardillas publicado por la editorial argentina Adriana Hidalgo en su colección Pípala.  Pues sí, las ardillas tienen también su teléfono ¡faltaría más! Solo que tienen igualmente su peculiar modo de usarlo.  Cuando en el pueblo les anuncian que el teléfono es una cosa sensacional, todos se apresuran a instalarlo en sus casas. Postes (árboles), cables (trenzas de lianas), y un teléfono (de arcilla). ¡Todo listo, pues!
 
Una noche, la ardillita protagonista le quiere contar a su abuela que hay una bella noche de luna llena. Al no saber usar el teléfono sube hacia el cable, trepa por el poste, salta de un cable a otro  -"¡El teléfono es fabuloso!" dice mientras corre- hasta que llega por el cable hasta la casa de la abuela. "¡Hola, abuela! Es el teléfono!". Y la ardillita agarra el teléfono de la abuela para decirle  si ha visto lo hermosa que está la luna. La abuela, que estaba tejiendo, no se había dado cuenta. Juntos regresan al pueblo de la ardillita hablando, justamente, sobre los teléfonos.
Qué felicidad, la modernidad.

Las ilustraciones de Takahashi son una delicia: sencillas, ligeramente poéticas, y minimalistas, justo para que las puedan apreciar en este pequeño formato del libro los más pequeños. Un texto breve, humorístico que nos habla con dulzura de la felicidad y las pequeñas alegrías. No importa que los niños que leen este libro no hayan vivido la era del teléfono de baquelita: la historia se entiende a la perfección porque de lo que el libro habla es, justamente, de la comunicación y de los afectos.

Al final, la autora les dice a los niños: "¿Notaste alguna vez que las ardillas corren por los cables del teléfono? Ese es su modo de hablar por teléfono". Se lo vamos a decir a Andrew Blum, el autor de Tubos, para que sepa algo que los técnicos seguramente no le contaron.

Kazue Takahashi
El teléfono de las ardillas
Adriana Hidalgo, 2012
13€
Puedes comprar este libro aquí.






 

2 comentarios:

  1. Este libro es una joyita! Tuve la oportunidad de encontrarlo en Abracadabra , en mayo pasado, y me enamoré de él. Lamentablemente no encontré mucha información de su autora, en la web. Si sabes algún link, sóplalo Ana. Linda reseña!

    ResponderEliminar
  2. Desde Buenos Aires, uno de mis libros favoritos!! Risas sin fin!!

    ResponderEliminar

Tarambanea por el blog

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...