CILELIJ II, una crónica (Bogotá, 2013)

Entre el 5 y el 9 de marzo de 2013 en la ciudad colombiana de Bogotá se celebró el II Congreso Iberoamericano de Lengua y Literatura Infantil y Juvenil (CILELIJ) que convocó a 50 invitados y más de 600 participantes. Fue organizado por la Fundación SM y colaboró el Banco de la República y la Biblioteca Luis Angel Arango. El programa académico, elaborado por Beatriz Helena Robledo, Pedro Cerrillo, María Jesús Gil, Daniel Goldin, Antonio Orlando Rodríguez, Alicia Salvi y Regina Zilberman, se organizó en torno a tres ejes: La vida privada, la vida pública y lo trascendente. Temas de mucho alcance que van desde la propia literatura infantil y sus temas hasta las formas de leer. Como novedad del evento, las conferencias y mesas redondas fueron retransmitidas por televisión en directo, dando la oportunidad a mucha gente en el extranjero y en el propio país de escuchar y ver a los participantes. 


Un vistazo al salón de actos, siempre lleno

La conferencia inaugural fue del filósofo y antropólogo Néstor García Canclini quien refutó la idea tan llevada y traída hoy de la competencia entre pantallas y papeles. García Canclini reclamó que las encuestas fueran más realistas en cuanto a los modos de leer, pues hoy se lee mucho más que antes, pero en diferentes soportes y muchas entrevistas preguntan por la lectura relacionándola únicamente con el papel. Remarcó que la lectura es un acto social (y no tanto comercial) y el sentido social de la lectura en la actualidad viene dado por la cantidad de intermediarios que las nuevas tecnologías han propiciado. La gran conversación de lectura está cambiando y la pantalla no debe ser considerada como enemigo del saber, aunque también confirmó que la lectura cada vez es más pausada e interrumpida. Del mismo modo la posesión y búsqueda de libros ha cambiado, el objeto ya no es tan importante cuando podemos salir de viaje con nuestros lectores digitales llenos de libros. Lo que Canclini nos dejó para pensar es que los libros están en dependencia con las nuevas tecnologías: los leemos más acompañados, los reproducimos y compartimos más. Un poco de susto nos dió cuando explicó el proyecto de Norman Foster en la New York Public Library, de trasladar todos los libros a un sótano (y quitar esas robustas mesas que tanto le gustan a Antonio Muñoz Molina para trabajar) y habilitar los espacios para uso de ordenadores. Para quienes estén interesados en esto, aquí hay una nota de la propia biblioteca (en inglés).

Por suerte subió Michèle Petit al estrado para hablar sobre la vida privada, con una conferencia que emocionó a los asistentes. (Estábamos un poco impresionados por la cantidad de datos y referencias de García Canclini). Su enumeración de los cambios en las estructuras familiares y las nuevas formas de enlace y filiación fue una forma de legitimizar situaciones sociales habituales en Europa pero todavía difíciles de reconocer en muchos países de América Latina. Michèle nos recordó que la lectura se hace en la intimidad, en esos momentos propios para la ensoñación, el juego y la lectura. Y la intimidad, aunque es escenario de grandes dramas domésticos, también es un espacio para encontrar la armonía y tener sueños. En este sentido fue muy hermosa la anécdota que contó de la psicoanalista argentina Silvia Bleichmar cuando, exiliada toda la familia en México y en un momento de gran desesperación personal, sacó de su valija llena de gris y de marrón, una extraña flor de organza "para ponerse algo bonito si algún día iban a Acapulco". El fragmento de este relato puede encontrarse aquí. La posibilidad de estar en otros lugares, alimentar sueños y vivir en la fábula es algo que la lectura provee de manera natural y que nos permite tener la cabeza en las nubes cuando lo deseemos.

Algunas de las delicias de los descansos
Después de un delicioso receso (todos los recesos fueron excelentes), la conferencia de Fanuel Hanán Díaz nos orientó sobre las tendencias actuales en ilustración para niños. Fanuel nos contó y nos mostró cómo la variedad de tipos de ilustración se referían a situaciones locales, nacionales, regionales y cómo en esta diversidad podíamos encontrar identidades marcadas, aunque la inspiración viniera de cuadros de arte o de ilustradores no latinoamericanos.

Y ese mismo día, María Teresa Andruetto dio una conferencia sobre lo literario, poniendo mucho énfasis en la importancia de "buscar una lengua no escuchada todavía", como rezaba el título en el programa. (La conferencia, "En busca de una lengua no escuchada todavía" puede leerse aquí) Habló de la escritura como una manera de organizar el mundo, ordenando el caos y el ruido, y el que escribe va en busca de un orden secreto, único, un delicado equilibrio para ofrecer a sus lectores. Porque, según María Teresa, el lugar del escritor es el de ensanchar las posibilidades de la lengua. Algo que ha defendido en numerosas ocasiones.  Este aspecto es muy interesante porque a lo largo del congreso sí hubo discusiones en torno a los temas de la literatura infantil, la calidad literaria, los libros en la escuela, la escuela como promotora de una literatura sin valor. Sin embargo hay algo que no me quedó muy claro en la conferencia de María Teresa, y fue su empeño en buscar lo propio, lo hondo, un originario que queda tapado y un lugar donde hay que cavar para encontrar lo perdido. Con todo mi cariño y respeto, María Teresa debería recordar que su apellido es italiano y, al igual que tantos argentinos, lo "suyo" viene de muchos lugares y es una mezcla enorme de culturas y lenguas.

Para los que deseen ver fragmentos de estas conferencias, aquí hay un link a un pequeño vídeo con fragmentos de la primera sesión.

Este primer día se sucedieron también varias mesas redondas, difícil dar cuenta de ellas pues algunas fueron simultáneas y teníamos que elegir. Una muy interesante fue la que protagonizaron Gloria Cecilia Díaz, Paula Bombara (en su blog comparte la conferencia)  y Roger Mello, todos explicando sus procesos creativos, que parten de momentos de emoción, o de compromiso con el objeto en el caso del ilustrador brasileño, o de uno mismo.


 Igualmente interesante fue la mesa redonda dedicada a la primera infancia, con Cecilia Silva-Díaz, Menena Cottin e Ivar da Coll. Fue casi el único lugar donde se hablo ¡del niño! y de las reacciones que tienen ante los libros. Ha sido una gran ausencia, la de los niños, la de sus inquietudes e intereses, la de cómo están leyendo estos libros de los que hablamos en nuestros congresos, por dónde van sus gustos, cómo la escuela propone libros determinados y de qué manera influyen en su proceso lector. La primera jornada, dedicada a la vida privada nos dejó también con ganas de saber de qué manera se está modificando ésta con las nuevas tecnologías: algo que apuntó García Canclini pero que no se abordó más.

La segunda sesión se dedicó a la Vida Pública y cómo interpreta la LIJ las relaciones de los niños y jóvenes con el mundo. La conferencia primera fue de Maité Dautant sobre cómo la lij está representando el mundo contemporáneo, desde un punto de vista real: problemas sociales, la escuela, conflictos políticos y violencia, las migraciones, etc. Un catálogo de las desdichas de la sociedad, algo que a los europeos nos encanta porque nos permite conocer de primera mano realidades distantes. Pero ¿les gusta a los niños de esos países leer algo que ven todos los días? Maité habló del gusto de los niños por acceder al mundo de los adultos, sí, ¿pero a ese tipo de mundos? Frente a esos temas, la escuela (y esto lo digo yo) es la que aparece como perfecta mediadora para canalizar emociones, discutir temas, ampliar perspectivas. Sin embargo, en general, por parte de los ponentes hubo discursos un poco críticos con la escuela y la promoción de la lectura. Es cierto que hay docentes que recomiendan no importa qué y utilizan la literatura como tarea, pero muchos autores participan del mercado escolar con sus libros. En la siguiente mesa redonda, con Yolanda Reyes, Gonzalo Moure y Cecilia Velasco hubo una unánime queja a, por ejemplo, evitar clasificar la lij por temas. ¡Como si la literatura, en general, no se organizara igualmente en temas! Hay un discurso por parte de muchos autores de literatura infantil que busca otorgar a los escritores un estatuto de escritor con mayúscula (y no para niños). De cualquier manera siempre es un placer escuchar a los escritores sobre su trabajo y lo que opinan del mundo de literatura infantil en el que -voluntariamente o no- están inmersos. La charla de Gonzalo Moure fue hermosa en su reinvindicación de buscar semillas para lo nuevo y del esfuerzo de algunos escritores por no aleccionar con sus libros a los lectores (su ponencia puede leerse aquí). Yolanda Reyes habló de la identidad de la infancia o, más bien, de las identidades y de las infancias en plural pues otra tendencia en nuestros discursos es hablar sobre "el niño" como si tratara de un singular que unifica cuando la realidad es tan variada y diferente.

En la misma tónica estuvo la mesa redonda dedicada a los compromisos en la LIJ, donde participaron Jairo Buitrago (con una presentación de lo más divertida que se agradeció), Georgina Lázaro, Federico Ivanier y Joel Franz Rosell. Todos ellos hablaron de su compromiso por la libertad en la creación y lo que esto significa cuando se ponen a escribir. Y del compromiso a lo trascendente en otra mesa redonda con María Cristina Ramos, Verónica Murguía y Teresa Cárdenas

María Cristina Ramos lo hizo desde las tradiciones poéticas, Verónica Murguía con una breve e intensa (y divertida) charla -fue la única que no leyó los papeles que traía- y Teresa Cárdenas desde el folclore. 




Un problema en general que hubo en las mesas fue la dificultad de controlar a personas leyendo un texto que en ocasiones superó el tiempo para toda la mesa y no permitió ni el diálogo con los asistentes ni entre los participantes en las mesas. Incluso hubo coordinadores de mesa que leyeron más de veinte minutos, limitando la discusión. En las mesas nos hubiera gustado mucho escuchar el diálogo mezclado y enredado, por qué no, entre los participantes. En la mesa en la que participé yo, dedicada a producción y circulación, dado que era la última del último día, evitamos leer papeles y pasar directamente a una discusión que fue (in)moderada por Daniel Goldin entre Judith Wilhelm, María Osorio y Sergio Tanhnuz.  


Foto cortesía de Diego Moscato


Hubo más, mucho más. Las conferencias de Marina Colasanti y Gustavo Martín Garzo -con quien tuve el placer de perderme durante varias horas en una Bogotá a la que acaban de cambiar los nombres de las calles-, bellísimas las dos. Gustavo dijo que no leemos para buscar lo que existe, sino para ver más allá y defendió, mediante el análisis de un cuento de los hermanos Grimm, que la literatura tiene que ver con lo secreto. Una reivindicación que contrasta con la conferencia de García Canclini donde todos los lectores están hiperconectados, actuando a la vez e intercambiando sus experiencias.


Los encuentros en los pasillos
Me dejo cosas en el tintero: resultó difícil asistir a todo mientras en los pasillos estaban buenas conversaciones con colegas que hacía años que no veía, mientras en salones aparte se debatían cuestiones para el futuro, y se comentaban proyectos nuevos. América Latina, en general, me mostró nuevamente su cara llena de alegría y de entusiasmo, justo saliendo de un país donde el inmovilismo parece ser la tónica. En el congreso se presentó un programa gubernamental colombiano de compras, Leer es mi cuento,  que está llevando a cabo con mucho profesionalismo Fundalectura, con un primer catálogo cuidado.

En el congreso se presentó el monumental Diccionario de Ilustradores Iberoamericanos, copia que nos trajimos en papel (ay), pero que los lectores pueden consultar cómodamente aquí.  Otro volumen muy aprovechable fue Hitos de la LIJ Iberoamericana que, más allá de tratar de establecer un canon presenta obras importantes en la historia de la literatura infantil de cada país, no importa si ya no se consiguen más o si son recientes. Aquí se puede leer el libro en línea.  En otra ocasión me referiré a estas valiosas obras de consulta. Y, por supuesto, el Anuario Iberoamericano sobre el Libro Infantil y Juvenil 2013 nos brinda datos importantes sobre este sector siempre en movimiento. Aquí puede leerse también.
En este enlace hay vídeos de algunas de las intervenciones. Quienquiera, que siga... 



Para finalizar, lo que no se perdió casi nadie fue la fiesta de despedida en lugar delirante que nos costó más de una hora de viaje en autobús: Andrés carne de res que nos ayudó a dejar diferencias a un lado y bailar en la pista bien mezcladitos a ritmo de salsa, que para eso Colombia es la madre de las salsas.




Y, en fin, no crean los lectores de este blog que todo fue trabajar. Dejo aquí mi constancia de un delicioso desayuno bogotano: arepa rellena de huevo con plátano frito con queso y jugo de naranja. ¡Chévere!






13 comentarios:


  1. ¡Que buena crónica!, fue un paseo rápido no sólo para aquellos que no pudimos asistir, si no para aquellos (cachacos) que estamos lejos de la transitada Bogotá y la deliciosa comida Colombiana . Gracias¡

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Ana, por acercarnos el CILELIJ un poco más a los que nos quedamos con las ganas de asistir... Tu crónica nos aporta visiones muy interesantes del encuentro y reflexiones (en mi opinión) a tener en cuenta.

    Me pena tener conocimiento de la visión crítica que muchos ponentes expusieron en relación al tratamiento de la Literatura en los colegios y al fomento de la lectura... Quienes sentimos profundamente la LIJ y la lectura ponemos todo nuestro empeño e ilusión en llevar adelante nuestra labor en las aulas, ... y he de decir que los chavales lo agradecen de verdad. Otra cuestión es el apoyo institucional y el de la dirección de los propios colegios... No faltan las ocasiones en las que proyectos nacidos desde la pasión y la vocación no encuentran el respaldo necesario para salir adelante, y me consta que ello no se debe a la falta de rigor ni de implicación por parte de quienes emprenden estos proyectos...

    También me parece una verdadera lástima lo que comentas sobre lo poco que se habló de los niños, sobre "las reacciones que tienen ante los libros" y los mundos a los que quieren acceder a través de la lectura... Es un aspecto que me parece tan necesario... (Ojalá surja en México :) ).

    Preciosas las afirmaciones de Gustavo Martín Garzo de que leemos "para ver más allá" y de que "la literatura tiene que ver con lo secreto". Un aspecto fundamental para transmitir a los niños y jóvenes...

    ¡Qué gusto saber del buen ambiente en los pasillos y del efecto "Andrés carne de res" para "aparcar" las diferencias! :D

    Lo dicho: gracias Ana por tu crónica tan enriquecedora para los que nos quedamos "en tierra".

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. ¡Ah!... Y de los desayunos, ¿qué decir? Se le ponen a una ganas de coger cuchillo y tenedor... :D

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Ana, por esta detallada y enriquecida crónica. Leyéndola, casi tenía la sensación de estar allí...

    ResponderEliminar
  5. Muy buena crónica. Deja en claro que la pasaron muy bien. Gracias, Ana. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Sí, muchas gracias por este resumen de las jornadas y por ofrecernos una visión personal y meditada sobre las ponencias. Ah, y por tantos enlaces que nos facilitan la tarea de seguir indagando.Un placer leerte.

    ResponderEliminar
  7. Obrigada Ana por esse passeio tão agradável pelo evento. Adorei! Beijos

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias, Ana, por esta "picada" tan sustanciosa. En Argentina le llamamos "picada" a los bocadillos que se toman antes de darse "un banquete". Comentaría muchas cosas, pero elijo una que, según decís, no te quedó clara en la conferencia de María Teresa Andruetto. Yo no estuve presente esta vez, pero sí escuché muchas otras veces a María Teresa. Por eso me siento segura si digo que seguramente puso el acento en mostrar que la Argentina es precisamente un país donde las lenguas originarias se mezclaron con la española y con todas las otras que llegaron con los inmigrantes y, entre ellos, con mucha presencia, los italianos. Estoy segurísima de que no sólo tiene presente que nuestra lengua es una mezcla enorme de culturas y de lenguas. Y me animo a decir que no sólo lo habrá dicho, sino también que lo habrá subrayado. Un saludo afectuoso. Iris Rivera

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias, Ana, por esta "picada" tan sustanciosa. En Argentina le llamamos "picada" a los bocadillos que se toman antes de darse "un banquete". Comentaría muchas cosas, pero elijo una que, según decís, no te quedó clara en la conferencia de María Teresa Andruetto. Yo no estuve presente esta vez, pero sí escuché muchas otras veces a María Teresa. Por eso estoy segura de que puso el acento en mostrar que la Argentina es precisamente un país donde las lenguas originarias se mezclaron con la española y con todas las otras que llegaron con los inmigrantes y, entre ellos, con mucha presencia, los italianos. Estoy segurísima de que María Teresa tiene bien presente que nuestra lengua es una mezcla enorme de culturas y de lenguas. Y me animo a decir que no sólo lo habrá dicho, sino también que lo habrá subrayado. Un saludo afectuoso. Iris Rivera

    ResponderEliminar
  10. Gracias por la sustanciosa crónica y por los enlaces. ¡Ahí nos queda lectura para rato!

    ResponderEliminar
  11. ¡Valioso material! ¡Tanto, tan bien cribado y escrito! Le iré dando lametazos poco a poco, como caramelo gigante. ¡Gracias!

    ResponderEliminar
  12. Excelente post Ana, muchas gracias por compartirlo, da gusto visitar este espacio. Te invito a visitarme en:
    http://leyendas-de-occidente.blogspot.com/

    Un gran saludo, Oz.

    ResponderEliminar
  13. A lo mejor soy el último en comentar esta interesante crónica de un importante evento... que Así soy yo de siempre atrasado. Siempre metido en tantas cosas que no me alcanza el tiempo para nada. Ni siquiera para terminar mi propia crónica, empezada apenas volver, pero siempre pospuesta por las urgencias. Gracias, Ana, por refrescarme la memoria. Estoy de acuerdo con muchas de tus observaciones críticas tan pertinentes.

    ResponderEliminar

Tarambanea por el blog

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...