lunes, 13 de diciembre de 2010

La fantasía, ¿puede modificar nuestro mundo?

¡Sorpresa! ¡Un poco de fantasía para los adultos!. Y, ni más ni menos que fantasía de la buena, la de Gianni Rodari. Los que trabajamos con libros para niños ya conocemos el trabajo de este revolucionario escritor, por eso ha sido una magnífica novedad descubrir este volumen en una editorial, Blackie Books dedicada a adultos. Bueno, los libros de esta editorial, como se aprecia en su jovencísimo catálogo, están destinados a un público que se divierte, que le gustan los temas alternativos y que se deja sorprender, por eso es una buena propuesta que tengan a la mano un volumen bellamente editado (cartoné, 760 páginas, dos marcapáginas de seda de colores) donde se incluyen cinco de sus más representativos libros (Cuentos por teléfono, El planeta de los árboles de navidad, Cuentos escritos a máquina, Érase dos veces el barón Lamberto y El juego de las cuatro esquinas) y que significa una oportunidad para muchos de volver a usar la fantasía. " (el subrayado es mío) puede aplicarse hoy en día a nuestra vida de acción y distracción. Hoy, más que nunca, los adultos estamos viviendo en un mundo infantil, seducidos por tantas golosinas tecnológicas, distrayéndonos con tanta información simultánea y recibiendo mensajes contradictorios a través de muchas vías. Por eso es bueno releer a Rodari.
  Creo que en estos tiempos inciertos necesitamos más que nunca que los adultos regresen a la fantasía. Y la usen para tratar de cambiar el mundo que les rodea a partir de un pensamiento creativo y divergente. Rodari fue un maestro convertido a periodista que terminó haciendo en su periódico de izquierdas una página de libros para niños tan exitosa que su carrera se orientó desde entonces al público infantil.
 Nos encanta recordarle diciéndonos que tenemos que liberar nuestra imaginación de las ataduras sociales y familiares. En lugar de imaginación que consume podemos transformarnos en imaginación que crea. Y este volumen les recuerda a los adultos que nadie puede prescindir de la fantasía: ni el científico, ni el historiador, y que "hasta para comprender por qué sale agua del grifo hace falta imaginación". Para los que quieran conocer a fondo la figura de este gran escritor pueden leer este cuidado artículo de Beatriz Helena Robledo (Gianni Rodari, un defensor de la vida), este otro de Marcela Carranza (Gianni Rodari), o este que preparé yo misma dentro de un ciclo de clásicos de la literatura infantil.
 El compromiso por los avatares del pueblo durante su etapa de periodista lo orienta a las necesidades infantiles cuando se dedica a escribir para niños. La tan citada frase  que con mucho acierto dijo en una conferencia de  que "el niño no es una flecha que va en una sola dirección sino muchas flechas que simultáneamente van en muchas direcciones


La verdad es que este libro va a ser una maravillosa oportunidad para que muchos adultos puedan volver al reino de la fantasía y de la imaginación. Nada mejor que comenzar con los primeros cuentos, Cuentos por teléfono, que nacen porque un padre atareadísimo y de viaje permanente llama todas las noches a su hija para contarle un cuento. Se dice que cuando telefoneaba a su casa, todas las operadoras de telefonía interrumpían las conversaciones para escuchar el cuento. Así se pueden quedar de embobados hoy los adultos, y así, tal vez, pueden volver a activar el botón de la poética de la imaginación y que se les aparezca la pregunta "¿Qué pasaría si...?" con la que Rodari creó tantas de sus historias y con la que justificó una pedagogía de la creación basada en la alteración del significado de las palabras. No en vano Rodari escribió también una Gramática de la Fantasía y tuvo la suerte de que su traducción al español estuviera a cargo del "rodariano" Mario Merlino, aquel que, en lugar de traducir (cito de memoria): "si tiras una piedra a un estanque..." , escribió: "si lanzas una china a un estanque...". Nada como la imaginación. Gracias Blackie Books por hacer que estas historias pasen a la estantería de los adultos.
Para saber más:

Gianni Rodari:
Libro de la fantasía
Traducción de Esther Benitez, Manuel Barbadillo, Ramón Prats, Carlos Sampayo y Elena del Amo.
Barcelona: Blackie Books, 2010/
22€
Edición en tapa blanda  (2014) que puedes comprar aquí

2 comentarios:

  1. Creo que me queda tiempo para añadirlo a la carta de los Reyes Magos. Me parece, por lo que cuentas, que va a merecer la pena.

    Un abrazo navideño.

    ResponderEliminar
  2. Necesario recordatorio para los adultos: mantened como sea al menos una oreja verde.
    Y una frase de Luis Landero sobre la necesidad de fabulación: "recuerda que vives en un país lejano".

    ResponderEliminar

Tarambanea por el blog

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...